viernes, 2 de junio de 2017

Claudia Francés, ganadora del Premio de Columnismo Francisco Umbral para Jóvenes Escritores

El viernes 2 de junio de 2017, en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Valladolid tuvo lugar la entrega del Premio de Columnismo Francisco Umbral para Jóvenes Escritores.

El acto estuvo presidido por España Suárez (Presidenta de la Fundación Francisco Umbral), Carlos Aganzo (Director de El Norte de Castilla) y María Victoria Soto (Concejala Delegada General de Educación, infancia e igualdad).


Fue conducido por Jesús Nieto, periodista y profesor de los talleres, que destacó la importancia de Valladolid como templo de la literatura y la cultura. Y dio paso a las intervenciones de España Suárez, Carlos Aganzo y María Victoria Soto, quienes explicaron los criterios de valoración del jurado y el valor del columnismo como forma de pensar en libertad con un buen uso del lenguaje, animaron a los asistentes a escribir y agradecieron a todos los sectores la participación de 340 alumnos de cinco centros educativos (Colegio Nuestra Señora del Carmen, IES  Arca Real, IES Ribera de Castilla, Instituto Politécnico Cristo Rey e IES Parquesol) en 12 talleres.


A continuación, se procedió al obsequio de libros a los asistentes y a la ceremonia de entrega del Premio de Columnismo Francisco Umbral para Jóvenes Escritores.

Este año fueron  reconocidos: Claudia Francés Pindado (IES Parquesol) por "Las apariencias" como ganadora del galardón, Rodrigo Anta Alonso por "Réquiem de cocodrilo" e Iván López por "Héroes o leyendas" como segundo finalista, ambos del Instituto Politécnico Cristo Rey. También fueron destacados por su calidad los artículos "Bendita adolescencia" de María Herrera Gómez (Instituto Politécnico Cristo Rey), "¿Por qué corremos? o la satisfacción de correr" de Germán Fernández Fonseca (IES Parquesol) y "Espabila, que no se lo merece" de Thalía Marcos (Instituto Politécnico Cristo Rey).

Por el IES Parquesol acudieron al acto el grupo 1º B de Bachillerato, los alumnos participantes en el concurso de otros grupos de 1º de Bachillerato, así como las profesoras de Lengua Castellana y Literatura Marta Argüeso y Cristina Medina.


 

Alumnos del IES Parquesol y foto final de grupo con España Suárez, Carlos Aganzo y Jesús Nieto.


ARTÍCULO GANADOR ____________________________________________________________

Las apariencias

Todos somos nuestra propia marca y, de una forma u otra, vendemos un producto, a nosotros mismos.

Con nuestros actos, palabras, ideas, formas de vestir, configuramos una imagen que proyectamos hacia los demás. Esta imagen hará que cierto tipo de personas se pare en frente de nuestro escaparate, pase de largo, compare calidad, rentabilidad o decida llevarte consigo.

Se dice que los millennials vivimos en un mundo de apariencias donde, como efecto colateral de las nuevas tecnologías, lo único que importa, ahora más que nunca, es el escaparate: lo sonriente, guapa y más delgada que aparezcas en tu última publicación, el número de platos posteables que subas a Instagram o las veces que recuerdes en tu muro de Facebook cuantísimo quieres a tu pareja.

Y es que parece que las nuevas generaciones apreciamos más las puestas de sol si las vemos en fotos.

Se dice que la última generación no sabe disfrutar de nada si no tiene batería para poder compartirlo, que no está segura sin un buen filtro en las fotos y que lo buena que fue la fiesta del sábado es proporcional al número de publicaciones en las que te mencionen el domingo. Apariencias.

Esto me lleva a reflexionar si es algo a lo que nuestra generación se pueda  resistir o simplemente nos vamos a dejar llevar por el mundo de las apariencias cada vez más. Si todavía nos queda libertad de elección en este tema, si entrar o no en este juego competitivo de “me gusta”, retweets, seguidores y al fin y al cabo, apariencias.

Pero sobre todo me pregunto si estaremos tan inmersos en nuestra forma tan peculiar de relacionarnos que no nos damos cuenta de los escaparates vacíos y de lo buenos que pueden ser sus productos no expuestos.

Mirando un poco hacia atrás, Coco Chanel ya ocultaba su edad afirmando tener 10 años menos, ya era esclava de las apariencias. Y esto, es como una bola de nieve que cada día aumenta más y me pregunto cuánto crecerá y si algún día va a parar. Ya que vivir de las apariencias, en realidad nos hace esclavos de los demás.

Claudia Francés Pindado


Entrega del primer premio en el Ayuntamiento de Valladolid. De izquierda a derecha: María Victoria Soto,  Claudia Francés, España Suárez y Carlos Aganzo .

 


María Luz Martínez (Directora del IES Parquesol), Claudia Francés Pindado (ganadora), Germán Fernández Fonseca (quinto clasificado) y Cristina Medina (Jefa del Departamento de Lengua) en el IES Parquesol.
_________________________________________________________________________________